Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
hamburger overlay

El Gran Paso 

Cuando te diagnostican diabetes, millones de cosas pasan por tu cabeza, tendrás que familiarizarte con nuevos términos médicos, adaptarte a nuevos hábitos, realizar controles médicos más seguidos, entre otras cosas. Con el tiempo, irás descubriendo que mantener los niveles de glucosa en el rango ideal se convierte en parte de tu rutina diaria. Además, aprenderás como reacciona tu cuerpo a diferentes tipos de alimentos e incluso qué tipo de ejercicio disfrutas más para mantener tus músculos fuertes y listos para quemar azúcar. Es posible vivir bien con diabetes, pero solo se vuelve más...

Saber más

Filtrar resultados

Vivir dentro de niveles de glucosa saludables

Cuando usted deja volar la imaginación y piensa en el futuro, ¿qué ve? Ya sea que sueñe con tomar fotografías en un lugar increíble, formar una familia o si simplemente le gustaría tener más energía o dormir toda la noche, mantener niveles normales de glucemia puede ayudarlo a lograr todo sus objetivos. A veces pareciera que la diabetes solamente tiene que ver con números. Pero el esfuerzo que usted dedica a mantenerse dentro de los valores establecidos de glucemia antes y después de las comidas, como también a cumplir con el objetivo de HbA1c, tiene que ver con sentirse lo mejor posible hoy y durante muchos años más. Autocontrol vs. HbA1c y por qué ambos son necesarios Con el fin de hacer un seguimiento de su cuidado personal, su médico quizá quiera analizar y comparar los resultados del automonitoreo y de la HbA1c (comúnmente conocida como A1C). ¿A qué se debe esto? Los autocontroles muestran el nivel de glucemia en un momento determinado. Usted puede marcar los resultados individuales en un gráfico para observar los distintos patrones y para buscar maneras de mejorar el cuidado de la diabetes. Sin embargo, la prueba de HbA1c analiza muestras de células de hemoglobina que han estado en su sistema por un promedio de 3 meses; la prueba de A1C le brinda una visión más amplia.2 Pero, como es un promedio, el resultado de la prueba A1C no puede analizarse por sí solo. Considere lo siguiente: una persona que tiene un nivel de glucemia de 2,8 a 14,4 mmol/l  podría tener un promedio de glucosa en sangre de 8,6 mmol/l y una A1C de aproximadamente el 7 %.2 Visto así, quizá esos niveles denoten buena salud, pero los niveles de glucemia que oscilan entre 2,8 y 14,4 no son tan seguros. 2,8 mmol/l representa un nivel peligrosamente bajo y si se eleva hasta 14,4 mmol/l, la persona se sentirá exhausta, sedienta y experimentará malestares durante todo el día.1 Sentirse mejor hoy y mañana también Usted sabe que controlar la glucosa en sangre disminuye el riesgo de sufrir enfermedades y problemas de salud en el futuro, pero no necesita esperar tanto tiempo para que sus esfuerzos den buenos resultados. Controlar la glucemia ayuda a que usted tenga más energía, a que duerma mejor e incluso a que esté de mejor humor todos los días.3 Todo eso contribuye a que usted logre cumplir con todos sus objetivos, ya sea aprender a jugar al golf, emprender su propio negocio o ir a bailar los sábados por la noche. Rangos establecidos A1C: < 6 o 7, 0 %, dependiendo de factores personales1,2 Glucosa en sangre antes de las comidas: 4-7 mmol/l Glucosa en sangre luego de las comidas: 5-10 mmol/l Intentar evitar los picos bruscos en los niveles de glucosa en sangre Aunque pueden dar lugar a resultados de A1C que denoten buena salud, se debe evitar alcanzar niveles alarmantes de glucemia.1

Saber más
Registre medidor

Prepararse para la Maternidad

Pensemos a futuro. Imagínese estar sentada en una silla mecedora leyendo un cuento. Esa es la imagen que usted debería tener en mente cada vez que controla sus niveles de glucosa en sangre, cuando visita a su médico o cuando decide no tomar un vaso de vino. Y, sin duda alguna, vale la pena. ¿No está lista para ser madre? Esto es lo que usted puede hacer ahora. Hay varias cosas que usted puede hacer para prepararse para el embarazo, mucho antes de que esté lista para concebir. Lea al respecto, pero no demasiado. Cuando entiende los riesgos, usted puede tomar precauciones para reducirlos, pero la situación puede ser abrumadora si se concentra demasiado en toda la información. Esté segura de que muchas mujeres con diabetes viven embarazos sanos y felices. Busque un muy buen médico. Busque un obstetra/especialista que haya tratado a otras mujeres con diabetes. Usted y su médico tendrán una relación profesional muy cercana durante el embarazo, por lo tanto, asegúrese de que se trate de alguien con quien usted se siente cómoda. Pregunte sobre sus objetivos. Su médico quizá quiera que usted apunte a tener un rango de glucemia más ceñido cuando esté tratando de quedar embarazada y durante el embarazo.1 Ajuste los niveles de glucemia. Es muy importante para su salud durante el embarazo e, incluso antes de que dé a luz, que mantenga los niveles de glucemia en rango.1 ¿Por qué comenzar temprano? Nunca se sabe Una vez que usted comienza a intentar quedar embarazada, podría suceder en cualquier momento. Los niveles altos de glucemia pueden afectar al bebé en las primeras semanas del embarazo, incluso antes de saber que está embarazada. Por lo tanto, acostúmbrese a mantener sus niveles de glucemia dentro del rango normal. Si controla los niveles de glucemia con más frecuencia, quizá eso la ayude a mejorar el control de las dosis de insulina, lo que en su lugar la ayudaría a identificar patrones en los niveles de glucemia y a responder de manera rápida a los niveles elevados o bajos de glucosa en la sangre. Una vez que quede embarazada, dispondrá de más consejos de los que puede manejar, ya sea por parte de su médico, como de sus familiares, amigos y extraños en la calle. Trate de quedarse con la información más fiable y sonría. Después de todo, hay un bebé en camino.

Saber más

Claves para manejar los días en que se siente mal

Cuando usted se enferma, lo que más le gustaría hacer es quedarse en la cama y leer un buen libro o ver una película. Sin embargo, en ese momento es cuando más necesita concentrarse en el cuidado personal de la diabetes. La clave para manejar los días en que usted se enferma es pensar con anticipación. De esa manera, cuando se siente mal y no tiene ganas de concentrarse, simplemente puede seguir el plan que creó anteriormente. ¿Qué incluir en el plan? Pídale a su equipo médico de la diabetes que lo ayude a desarrollar un plan para cuando se enferma, pregúnteles cuándo debe usted pedir ayuda, cada cuánto debe controlar los niveles de glucemia y de cetonas, qué medicamentos tomar y qué comer. Prepare un kit para cuando se enferme, de modo que los ítems adicionales que necesite en ese momento estén listos. (recuadro) Lista de verificación para los días en que se enferma termómetro calmantes jarabe para la tos sin azúcar o pastillas para la garganta descongestivos (tenga en cuenta que incluso los descongestivos sin azúcar pueden aumentar los niveles de glucemia) tiras reactivas para análisis de cetonas en orina tiras reactivas para análisis de glucemia y lancetas adicionales insulina y suministros adicionales kit de emergencia de glucagón alimentos sencillos de comer que contengan carbohidratos Al primer indicio de que está enfermo Entender cómo la enfermedad afecta los niveles de glucemia puede ayudarlo a que tome las precauciones necesarias para que usted se cuide a sí mismo. Por ejemplo:1 Si usted utiliza insulina, no deje de administrársela. Aunque tenga dificultad para comer, es posible que necesite más insulina para luchar contra las hormonas que por lo general causan niveles altos de glucemia durante la enfermedad. Puede luchar contra esto comiendo un poco más, corrigiendo los bolos o utilizando un índice basal temporario en una bomba de insulina. Siga las recomendaciones de su médico. Monitoree los niveles de glucosa en sangre con más frecuencia, al menos una vez por hora o cada dos horas. En caso de que los niveles de glucemia sean elevados, controle su orina para verificar si hay presencia de cetonas. Hidrátese. Beba líquidos sin azúcar ni cafeína. Asegúrese de comer como lo hace regularmente. Tenga a mano alimentos sencillos de comer, que contengan carbohidratos de rápida acción. Pueden ser útiles para tratar una baja de los niveles de glucemia, como también pueden reemplazar una comida entera. Si tiene náuseas o vómitos, tome una bebida deportiva, un juego, gaseosa común o incluso barras de fruta congeladas para incorporar a su sistema los carbohidratos que necesita. Consulte con su médico de la diabetes sobre cualquier medicamento que usted tome, o sobre cualquier resultado de glucemia inesperado que usted experimente cuando esté tomando medicamentos. Algunos medicamentos para el resfrío, antibióticos y otras prescripciones y medicamentos de venta libre afectan los niveles de glucemia.2 Cuándo ponerse en contacto con su equipo médico de la diabetes Póngase en contacto con su médico siempre que lo recomiende y también cuando:1 se enferma o si tiene fiebre dos días seguidos y no hay señales de mejora. ha tenido dos o más episodios de vómitos o diarrea en cuatro horas. detecta niveles de moderados a elevados de cetonas en la orina. tiene niveles de glucemia más altos que 15 mmol/l luego de haber aumentado la insulina y la cantidad de líquido que bebió. experimenta síntomas que pueden marcar la presencia de cetoacidosis o de deshidratación, como pueden ser dolor abdominal más fuerte, dificultad para respirar o aliento que huele afrutado o a acetona. La clave para sobrellevar con éxito una enfermedad es la preparación. Al preparar un plan para cuando se enferma y tener listo un kit antes de que experimente los primeros signos de la enfermedad, estará listo para atacar el virus de frente. Refrigerios para cuando está enfermo Estos alimentos contienen de 10 a 15 gramos de carbohidratos y son más fáciles de ingerir cuando no se siente bien. 1 helado de agua 120 ml de bebida deportiva 240 ml de sopa 113 ml de jugo de manzana o de naranja 120 ml de gaseosa común 6 galletitas saladas 3 galletitas integrales 120 g taza de puré de manzana 120 g de cereal cocido 120 g de helado o de yogur helado 60 g de sorbete o de postre dulce *Sustituya por comidas locales según corresponda

Saber más

Dormir bien por la noche

Cuando usted duerme lo suficiente, quizá observe que le es más sencillo controlar los niveles de glucemia. Estará más alerta durante el día, tendrá más energía, menos estrés y una mejor predisposición para monitorear y controlar su diabetes. Observe qué sucede cuando no duerme lo suficiente. Además de otros aspectos que pueden interferir con sus horas de sueño, como los cambios en la rutina o el estrés, las personas con diabetes pueden sufrir posibles complicaciones asociadas al sueño. Tanto los niveles altos como bajos de glucemia pueden interrumpir el sueño. El síndrome de apnea obstructiva del sueño también es frecuente en personas que tienen diabetes tipo 2 y la neuropatía puede causar dolor en las piernas, lo que no les permite dormir. La buena noticia es que todo eso se puede controlar por completo, y también es posible dormir y descansar toda la noche. Teniendo esto en cuenta, a continuación incluimos algunos consejos para poder dormir bien. 8 consejos útiles para dormir bien Relájese antes de ir a dormir. Procure terminar cualquier actividad física, quehacer u otra actividad diaria al menos una hora antes de acostarse. Si es posible, acuéstese a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Trate de no dormir siesta a la tarde. No coma mucho antes de irse a dormir, ni tome alcohol o cafeína a la noche. De hecho, evite tomar líquidos al menos una hora antes de acostarse, así no se despierta a la madrugada para ir al baño. Vaya al baño antes de acostarse. Si está estresado, intente practicar técnicas de relajación como: meditación, respiración profunda, yoga, leer el libro que más le guste, escuchar música tranquila o escribir en un diario. Haga de su habitación un lugar cómodo, que no esté ni demasiado frío ni demasiado caluroso, que haya tranquilidad y oscuridad. Si usted utiliza su habitación como oficina o como una sala de estar, trate de cambiar esta disposición. Su habitación debe ser un lugar para descansar, no para distraerse. Apague todo los dispositivos electrónicos antes de acostarse, especialmente, los dispositivos móviles como el celular o las computadoras portátiles. Sabemos que usted ama a sus mascotas, pero ellas pueden interrumpir las horas de sueño, así que trate de que no duerman en su cama o, si usted sufre de alergias, directamente que no duerman en su habitación (por supuesto que esto no incluye a los perros de alerta médica). Cómo controlar los niveles de glucemia a la noche Es importante que monitoree sus valores de glucemia una hora antes de irse a dormir. Para evitar que los niveles de azúcar en sangre disminuyan durante la noche, puede ingerir un tentempié que ayude a mantener niveles normales de glucemia durante toda la noche, como puede ser un poco de humus o guacamole con vegetales. Algunos médicos recomiendan realizar una prueba de glucemia a las 3:00 de la mañana para asegurarse de que los niveles de glucosa se mantengan estables. Si usted utiliza una bomba de insulina, ajuste los índices basales en caso de que sus niveles de glucemia tiendan a disminuir durante la noche. Cuándo consultar a su médico o farmacéutico Si usted tiene problemas para dormir, esperamos que estos consejos le sean útiles. Sin embargo, si aún continúa luchando para poder dormir bien por la noche o si alguien le dice que usted ronca, considere hablar con su médico o farmacéutico. El ronquido es un indicador de apnea, la cual está asociada a la presión alta, a las enfermedades cardíacas, al reflujo gastroesofágico y a la fatiga.

Saber más
Vacaciones a pleno

Recaudos necesarios para disfrutar de las vacaciones

Tenemos que tener en cuenta las siguientes recomendaciones: 1. Evitar la exposición solar o estar en lugares de mucho calor. 2. Consumir abundante líquido y, obviamente, que no contengan azúcar. Recordá que para hidratar no hay nada mejor que el agua potable o mineral. 3. Para hidratarte evitá los jugos naturales, debido a que elevan la glucemia rápidamente. 4. Evitar comidas muy pesadas o elaboradas, aproveche a elegir más vegetales y ensaladas en cada comida y frutas frescas de estación. Intentá comer sano y liviano. 5. Aconsejar a aquellas personas que practiquen deportes que no lo realicen en horas de máxima exposición solar y que se hidraten continuamente, antes durante y después del ejercicio. 6. Realizarse continuamente autocontroles y en especial ante síntomas de mareo para diferenciar golpe de calor de una hipoglucemia. 7. Use indumentaria deportiva adecuada, de algodón, liviana sin elásticos que ajusten demasiado y un buen calzado poroso que permita estar fresco. Tomando mayores recaudos y cumpliendo las recomendaciones, los próximos meses de verano, deberían consistir sólo en momentos de alegría y disfrute, evitando pasar malos momentos. ¡La diabetes no es impedimento para tener unas divertidas vacaciones!  

Saber más
actividad fisica

Actividad Física 

Saber más

Pages